fbpx

No es ningún secreto que las cadenas de suministro de hoy en día se han vuelto más complejas que nunca, con la dinámica socioeconómica y del mercado que subraya la necesidad de las organizaciones de responder a un mundo de afuera hacia adentro, impulsado por la demanda.

Pero las empresas ahora deben tener en cuenta una serie de nuevas variables, como el creciente proteccionismo y el nacionalismo en todo el panorama político. Esto está obligando a muchos a reexaminar sus riesgos de continuidad comercial y adoptar nuevas estrategias de abastecimiento. Aquí hay seis estrategias de cadena de suministro diseñadas para ayudar a las empresas a prosperar en el entorno actual.

Estrategia N°1: Adoptar un modelo operativo y de planificación impulsado por la demanda basado en conocimientos y conformación de la demanda en tiempo real. 

Las capacidades de predicción de la demanda continúan madurando a medida que los equipos de administración de la cadena de suministro utilizan herramientas digitales cada vez más poderosas. Las tecnologías de inteligencia artificial y las redes de Internet de las cosas (IoT) han mejorado aún más, lo que permite a los equipos de SCM tomar medidas rápidamente y ajustar automáticamente sus cadenas de suministro en función de información en tiempo real para satisfacer la demanda esperada.

La nube sigue desempeñando un papel cada vez más importante en la nueva cadena de suministro. Más empresas están moviendo datos y aplicaciones a la nube, lo que permite la creación de modelos de datos unificados que se amplían con fuentes externas. Esto está impulsando un nuevo nivel de capacidad predictiva y precisión de planificación que no estaba disponible hace solo dos años.

Validando la tendencia, más empresas están viendo que sus inversiones en modernización de la cadena de suministro dan frutos. Según nuestra investigación reciente, las empresas que utilizan la nube mejoraron el rendimiento de la entrega y aumentaron los ingresos entre un 20% y un 30% en promedio. También redujeron los costos de logística entre un 5% y un 25% y recortaron los inventarios, reduciendo los requisitos de capital de trabajo entre un 25% y un 60%. La utilización de activos aumentó entre un 30% y un 35%.

Estrategia N°2: Construya una cadena de suministro ágil y adaptable con una planificación rápida y una producción integrada. 

La agilidad sigue siendo el nombre del juego este año cuando se trata de la gestión de la cadena de suministro. De hecho, las empresas están mejorando aún más en alinear la planificación con la fabricación, impulsando una mayor velocidad operativa y flexibilidad.

Sin embargo, una solución totalmente integrada todavía parece estar fuera del alcance de algunas empresas. Un estudio de 2014 encontró que el 55% de las empresas solo tienen una «planificación modestamente integrada en toda la empresa». Solo el 9% dijo que tenía un «entorno de planificación de la cadena de suministro altamente integrado». Las empresas todavía luchan con estos problemas hasta el día de hoy.

El problema podría ser el gran volumen de datos y análisis necesarios para integrar correctamente la planificación con la ejecución en tiempo real. Sin embargo, esta barrera ahora está cayendo, con la introducción de plataformas basadas en la nube que vinculan las tareas de planificación financiera y de materiales con las actividades de ejecución empresarial, como la adquisición, la fabricación y la gestión de inventario, y lo hacen directamente a través de una interfaz en línea común. Por primera vez, las empresas pueden crear un proceso de planificación de producción de latencia cero, lo que les permite actuar más rápido y adaptarse sin problemas a la dinámica de sus mercados.

Estrategia N°3: Optimizar el diseño y la gestión de productos para el suministro, la fabricación y la sostenibilidad, para acelerar la innovación rentable. 

Los días en que las empresas ejecutaban el desarrollo de productos y la planificación de la cadena de suministro como funciones separadas están llegando a su fin. Para seguir siendo competitivo, la tradición de «arrojar diseños de productos por la pared» a los planificadores de la cadena de suministro, los que descubren cómo obtener y construir los productos, ya no es lo suficientemente rápida ni eficiente.

Considere el mercado de teléfonos móviles, donde la competencia impulsa a los fabricantes a desarrollar y lanzar nuevos modelos cada año. Cada vez más, la única forma de hacerlo es fusionando los equipos de diseño con los planificadores de la cadena de suministro en una única plataforma (generalmente basada en la nube). Estos nuevos sistemas de colaboración, así como las prácticas de adquisición inteligentes, como la precalificación de proveedores, pueden ayudar a los desarrolladores de productos a obtener los componentes correctos por adelantado, en función de factores como la disponibilidad, la calidad y el costo de las piezas.

Nuestra investigación muestra que cuando se hace correctamente, la integración del diseño y el proceso de planificación de la cadena de suministro puede llevar a un tiempo de comercialización entre un 10% y un 20% más rápido, un 10% a un 20% más de ingresos por productos y una reducción del 10% al 25% en los gastos de desecho y reprocesamiento.

Estrategia Nº4: Alinee su cadena de suministro con los objetivos comerciales integrando la planificación de ventas y operaciones con la planificación empresarial corporativa. 

Los riesgos comerciales para las empresas han aumentado significativamente en los últimos años. Desde el Brexit hasta las guerras arancelarias, los líderes se enfrentan a una creciente variedad de incertidumbres del mercado. Esta es la razón por la que las empresas deben integrar sus programas de planificación de operaciones y ventas tácticas (S&OP) con su presupuesto estratégico y sus esfuerzos de previsión. El objetivo es crear una capacidad de planificación que traduzca las prioridades y riesgos de las macroempresas en un conjunto de tareas de ejecución sobre el terreno que se actualizan continuamente para reflejar las condiciones cambiantes del mercado.

La integración de la planificación empresarial, S&OP y la planificación de la oferta y la demanda mejora la agilidad empresarial al crear un ciclo cerrado eficiente desde la planificación hasta la ejecución y la gestión del rendimiento.

Estrategia Nº5: Integrar la sostenibilidad en las operaciones de la cadena de suministro. 

La sostenibilidad en todas sus formas, tanto sociales como medioambientales, ha unido el crecimiento y la rentabilidad como una máxima prioridad en la C-suite. Por una buena razón: la sostenibilidad y el resultado final ya no son mutuamente excluyentes. Solo el año pasado, la Mesa Redonda de Negocios publicó su Declaración sobre el Propósito de una Corporación, declarando que la sustentabilidad debe ser una prioridad clave para las empresas, además de generar ganancias para los accionistas.

Poner un foco en la sostenibilidad coloca un nuevo enfoque en las prácticas de la cadena de suministro, muchas de las cuales pueden tener un impacto considerable en la salud ambiental en áreas que van desde las emisiones de carbono hasta los desechos industriales y la contaminación. En la actualidad, existen innumerables estrategias que las empresas pueden utilizar para optimizar sus cadenas de suministro para la sostenibilidad:

  1. Los equipos de la cadena de suministro pueden desarrollar objetivos a largo plazo que mejoren las medidas clave de sostenibilidad, como la huella de carbono de la empresa, el uso de energía y los esfuerzos de reciclaje.
  2. Los equipos pueden implementar nuevas tecnologías para garantizar prácticas ambientales responsables, como optimizar las rutas de los camiones para reducir el consumo de combustible y las emisiones de carbono en toda la cadena de suministro.
  3. Las empresas pueden pasar a un modelo de datos compartidos para proporcionar la visibilidad de un extremo a otro y los conocimientos en tiempo real necesarios para optimizar las cadenas de suministro y garantizar que sean sostenibles.

Estrategia Nº6: Adoptar tecnologías emergentes para asegurar un suministro confiable y predecible. 

Las empresas necesitan un búfer para hacer frente a cambios inesperados en la demanda, pero demasiado inventario puede aumentar los costos. Al mejorar la precisión de la demanda, la nueva tecnología puede reducir los requisitos de inventario y acelerar los tiempos de reacción, creando una red de suministro más ágil y confiable.

Con la volatilidad del comercio mundial actual y las guerras arancelarias en curso, es esencial tomar las decisiones correctas sobre dónde obtener materiales, fabricar productos y entregar bienes para minimizar los costos y garantizar el cumplimiento.

Lo que también es nuevo es que la IA, el aprendizaje automático y la IoT ya no son solo palabras de moda. Hoy en día, son tecnologías probadas en el mercado que están optimizando las cadenas de suministro e impulsando la agilidad empresarial en empresas de todo el mundo. Con estas capacidades ahora integradas directamente en las soluciones en la nube, los clientes pueden aprovechar su potencial desde el primer momento. Esto significa que puede comenzar con tecnologías que realmente cambian el negocio sin la necesidad de invertir en proyectos complejos o conjuntos de habilidades costosos y difíciles de encontrar.

 

Esta información fue adaptada de Supply Chain Brain

524 vistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *