fbpx

¿Ha notado que, para algunos productos, parece que nunca alcanza sus objetivos de precisión de pronóstico? ¿Ha tenido que explicar sin descanso a su gerencia que no puede hacerlo mejor?

Permítanos alegrarle el día: no es su culpa. Realmente no lo es. Aquí, la métrica es la culpable.

DESCARGAR AQUÍ EL PDF

capacitaciones relacionadas con el tema